Federico González, en el suplemento "Babelia" (El País de Madrid, 29-4-00) publica un reportaje sobre las últimas actividades del prestigioso compositor y director cubano y su disco Heart of a Legend. Además de un recuento que destaca composiciones para David Bowie, el disco, firmado por él, Pure Emotion, composiciones para Wynton Marsalis, González anuncia:

Ahora O'Farril dispone de su instrumento favorito, la gran orquesta, para expresarse sin limitaciones. Está pendiente de edición un disco grabado el pasado mes de marzo que, según asegura, le tiene entusiasmado y también confía en sacar adelante un musical de Broadway, basado en el libro de Oscar Hijuelos Los Reyes del Mambo tocan canciones de amor. O'Farril puede presumir de obras antiguas y recientes y está tan satisfecho de unas como de las otras. "Va a parecer un poco petulante lo que digo, pero casi todo lo que he escrito me gusta. Ahora, lo que me disgusta, me disgusta mucho".

Entre las citas pendientes de O'Farril están las de tocar por primera vez en España (si se confirman las precisiones podría suceder este próximo otoño) y visitar de nuevo Cuba, cosa que no hace desde 1959.

 
 

El negocio de la música cubana no pasa agachado frente a nadie. Sobre este tema, Mauricio Vincent, de El País de Madrid publicó el pasado domingo 7 de mayo un reportaje que trae interesantes cifras sobre derechos de autor y algunas actividades de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores española) en la isla, que incluyen una oficina en La Habana desde 1997 y el inicio de los contactos entre las multinacionales y la música cubana a pesar del embargo. Vincent escribe:

La música cubana está de moda. El año pasado más de 6.000 artistas salieron de la isla para actuar en todo el mundo; fueron 900 giras por 52 países, el doble de las realizadas en 1998. En febrero, el grupo cubano Los Van Van obtuvo el Grammy en la categoría salsa por su álbum Van Van Is Here. En la misma edición, otros seis discos cubanos fueron candidatos (...) un récord absoluto. A ello se suma el éxito de Buena Vista Social Club, con millones de copias vendidas, que ha supuesto un gran espaldarazo a la promoción de la música cubana en todo el mundo, incluido EE.UU. (Artículo completo)

Sobre el mismo tema, pero acerca de su impacto social de ese éxito en la isla, Silvana Paternostro en The New York Times, publicó hace un par de años, un excelente reportaje, The Revolution Will Be in Stereo, que habla de los músicos como primeros profesionales de Cuba desde que Castro la declaró socialista.

 

Frank Hernández, El Pavo, baterista y timbalero conocido internacionalmente por su participación con el Trabuco Venezolano, aparte de una interesante carrera en Estados Unidos entre finales de los cincuenta y principios de los sesenta, donde entre otros trabajos fue baterista de Mongo Santamaría, acaba de terminar la grabación de su tercer trabajo en solitario, Bravo Pavo. Ramón Navarro de el diario El Nacional de Caracas (10-5-00) escribe:

El Pavo acostumbrado a las lecciones de humildad rinde varios homenajes; unos más abiertos que otros. El más notable es hacia el tótem Tito Puente y sin ser necesariamente un iconoclasta, ofrece un Rey del Timbal vocalizado por Freddy Nieto, con un estremecedor solo del propio Pavo. (...) También hace reverencia a Charlie Parker con Donna Lee, a Mongo Santamaría con Afro Blue, y a Theloniuns Monk con Round Midnight.
"Cada quien hizo la improvisación que quiso, y cada quien le puso el alma a este trabajo. Cada vez que íbamos a grabar algo era como una fiesta. El ambiente fue de un gran familia", recuerda el Pavo, mientras se enorgullece de los músicos que lo acompañaron.
Desde María Rivas, quien canta la pieza mayor Bravo Pavo con arreglos del maestro Aldemaro Romero, hasta Benjamín Brea, uno de los saxos más solicitados del contexto, pasando por trío de pianistas ingeniosos y curtidos en la materia; Ernesto García, Marcos Vinicio, Pedro López.
Hubo una pieza que presentó con mucha gratitud: Compota para el bebé, con música y arreglo del cubano radicado en Nueva York, Leopoldo Pucho Escalante. Se trata d e una curiosa fusión de jazz con vallenato, donde cada instrumento flirtea con ese admirable género de la música colombiana.

Bravo para el Pavo Frank, "que se cuela" otra vez. Un músico importante con una discografía propia más corta de la que su talento se merece.

 
 

Este mes se estrena en La Habana una película sobre la historia de los Van Van. Es una coproducción cubano argentina y se exhibirá durante la Feria Internacional del Disco entre el 24 y el 28 de mayo. Aparentemente la cinta incluye pasajes de la presentación de los Van Van en Miami, que desagradó, políticamente hablando, a parte de la comunidad cubana en el exilio en esa ciudad.

Soul Jazz Records, un interesante sello londinense que además mantiene sendos clubes de música en la capital británica: Nu Yorica y 100% Dynamite dedicados a los ritmos latinos y jamaiquinos respectivamente, ha sacado una colección de recopilaciones de los sesenta y setenta. Actualmente tienen 20 títulos y recogen piezas de la época con fuerte acento de boogallo, rock latino y, en general, aquel sonido añejo que hace bailar a los ingleses hoy. Y razón no les falta: los temas recopilados están firmados por Joe Battan, Eddie Palmieri, Joe Cuba, Bobby Rodríguez, Alberto Beltrán, Machito, Ismael Rivera, Larry Harlow, Pete Rodríguez, Ray Barreto, Los Hermanos Lebrón, entre otros. También incluyen piezas de grupos de rock latino de la época como Malo, de Jorge Santana, Mandrill, Kongas, Azteca...

 
 

Los críticos de la revista JazzTimes, en el número de febrero de este año votaron por los cinco mejores álbumes del 99. Entre los nombrados destacan los latinos Francisco Aguabella con Agua de Cuba, Jimmy Bosch con Salsa dura, Richard Egües y su Orquesta con Richard Egües & Friends, Frank Emilio con Ancestral Messages, Eddie Palmieri & Friends con el disco Live en el Hostos Center, Steve Turre con Lotus Fever, Chico O'Farril con Heart of a Legend, Gonzalo Rubalcaba con Inner Voyage, Ibrahim Ferrer con Buena Vista Social Club Presents Ibrahim Ferrer y Chucho Valdés con Biriyumba Palo Congo.

También la revista pone a consideración de los lectores para que estos seleccionen a los mejores artistas del año. Entre los nominados estuvieron Steve Turre como mejor trombonista, Dave Valentín como mejor flautista (ganó en su categoría) y Poncho Sánchez y Tito Puente (ganador) en la categoría percusión.

 

La revista Rhythm de febrero del 2000, publicó un reportaje sobre el fenómeno Buena Vista. Chiori Santiago recoge las declaraciones de Jimmy Maslon del sello Ahí-Namá, hablando de la trascendencia de esta ola cubana y latina:

"El problema es que hay mucha gente subiéndose al mismo avión. Hay también un montón de malos productos saliendo al mercado ahora. (...) Yo respeto absolutamente a Ry Cooder. El ha sido muy humilde, pero hizo que esta música fuera más popular en la comunidad anglosajona, al mismo tiempo que las radios latinas comerciales la dejaban a un lado. Espero que esto signifique una mayor atención sobre el resto de la gran música cubana".

 

 

 

II Premio de jazz latino
La SGAE anuncia la nueva edición del Premio de jazz latino. Son 10.000 dólares al primer lugar, 5.000 al segundo y 2.500 al tercero. Nada despreciable si además se considera que habrá seis meses de promoción al ganador en varios escenarios de Iberoamérica. El plazo para hacer llegar las composiciones es hasta el 15 de octubre y deben estar escritas para un mínimo de seis instrumentos y un máximo de nueve, con una duración de entre 5 y 10 minutos. (Más información)

 
 

Y otro que duda que la aceptación de Ricky Martín en Estados Unidos signifique una aceptación de los latinos en Estados Unidos es Rubén Blades, según escribe Marcos Salas, el 18 de abril para Tal Cual Digital:

"El éxito comercial de un escaso grupo de artistas de origen latino en nada augura un cambio hacia los latinos en Estados Unidos", refirió el panameño. "Eso no debe elevar las expectativas de nadie (...) En el 2005 habrá más latinos en ese país que ningún otro grupo cultural. Esto implica la necesidad para el capital de cambiar sus estereotipos sobre nuestra cultura, y tener aproximaciones más favorables para incorporar nuestro dinero a sus arcas".
Hay quienes no dan mucho tiempo de vida a esta fiebre del oro latino. Que no será más importante que las olvidadas Macarena o el Bamboleo.
En cualquier caso, mientras dure, hay que sacarle el mayor provecho posible. Así pues, las academias de ingles deberían abrir cursos especiales de canto para todos los que quieran montarse en este particular ferrocarril.

 
 

Chucho Valdés es referencia mundial cuando se habla de piano. Como ejemplo de su incansable actividad y demandado arte, Fernando Neira, de El País de Madrid (24 de abril de 2000), anuncia un nuevo proyecto donde participa el cubano:

Si el jazz ha dado un pianista influyente (además de excéntrico) en el último cuarto de siglo, ése ha sido, a buen seguro, Keith Jarret. Así lo ha entendido una nutrida nómina de jazzistas de toda condición: del cubano Chucho Valdés a veteranos como John Scofield, Mike Mainieri o Bob James y conversos del mundo del rock (el ex Police Andy Summers, Bruce Hornsby), que han unido sus fuerzas para recrear algunas composiciones del maestro. El resultado llevará por título As long as you're living yours y pretende reflejar "la maestría de Jarret en sus inclasificables improvisaciones y en la conjunción del jazz y la música clásica" en palabras del productor del proyecto, Milan Simich.

Siguiendo con Chucho, el sello Blue Note, acaba de lanzar el disco de Valdés Live At Village Vanguad y para septiembre de este año está previsto el álbum Piano Solo, también grabado en concierto, pero esta vez en el Lincoln Center de Nueva York a finales de1998. Sobre este concierto declara Valdés al suplemento literario Babelia de El Pais de Madrid:

"El público se entregó. No es lo mismo tocar en un estudio que ante un auditorio que entiende y disfruta a plenitud lo que estás haciendo. Había muchos músicos en la sala, estaba Wynton Marsalis, y yo tuve una de mis noches más inspiradas. Además, el piano, un Steinway, era una maravilla".

 

Irakere mantiene una excitante unidad de primera categoría, lleno de virtuosos, y a menudo, exhibicionistas músicos que no dejan de ofrecer un montón de ideas. La sección de metales fue un monstruo constante y el conguero Adel González es un maestro naciente.

Así se expresa Willard Jenkins en Jazztimes de abril de 2000, en una reseña del concierto de la banda cubana en el Warner Theatre de Washington, D.C.
Destaca también al pianista Tony Pérez y a la cantante Mayra a la que califica de "espectacular".

 
 

Santiago Auserón, ex miembro del grupo de rock Radio Futura, ha jugado un papel importante en el reencuentro de Europa y el resto del mundo con la música cubana. Fue uno de los pioneros en traer a España a los viejos del son cubano, mucho antes de que a Ry Cooder se le pasara por la cabeza grabar en La Habana. Actualmente ocupa espacios en la prensa por su nuevo disco de rock Mr. Hambre y una exitosa obra teatral que acaba de estrenarse en Barcelona sobre las relaciones entre los peninsulares y el exilio caribeño, lleva su música. En declaraciones a Emilio Manzano de Magazine, revista del diario La Vanguardia de Barcelona (2 de abril de 2000), declara:

Trabajando con músicos cubanos aprendí algo que en España sólo se puede aprender si naces flamenco: esa sensación de la música vivida con inmediatez, creada y compartida en grupo (...) en Cuba se vive en directo y a diario que el cantor participe de los implícitos que le rodean, del barrio, de los amigos, de la ciudad en la que vive. El cantor tiene una función social, saca a la luz los lugares comunes más vivos y con más capacidad de generar energía. (...) Por desgracia, lo latino se ha puesto de moda, y el propio término latino, como el de mestizaje, se ha convertido en tópico irritante porque se explota comercialmente como bien de consumo y vacío de contenido. Cuando aludes a lo latino, la gente ya no sabe si estás promocionando una agencia de viajes, un cóctel o el turismo sexual. Ahora mismo, bajo este sello de lo latino, las grandes compañías multinacionales diseñan artistas de despacho destinados a ser superventas.

 
 

Aurelio Argel, en la revista World Music Nž 25, anuncia que Zaragoza, entre el 15 y el 18 de noviembre de este año, será la sede de el festival Strictly Mundial 2000 (Feria exposición de las músicas del mundo). Este festival es la continuación del antiguo Womex. En el evento particparán entre 40 y 50 grupos musicales y la programación estará separada en cuatro secciones:
1) La variedad cultural de la Península Ibérica, 2) Magreb 3) Latinoamérica y el Caribe y 4) Músicas del mundo.
Habrá más de 30 conferencistas.

 
 

La revista Jazziz de marzo pasado publica los top 10 de sus críticos sobre lo publicado en 1999. Entre los discos de jazz escogidos por Phillip Booth está Inner Voyage de Gonzalo Rubalcaba. También aparecen, seleccionados por Mark Holston, crítico especializado en estilos brasileño, latino y big bands, Tony Martínez con Maferefun, Bobby Matos con Live at MOCA, Eliades Ochoa con Sublime ilusión, Arturo O'Farril con Blood Lines, Chico O'Farril por Heart Of A Legend, Papo Vázquez por At The Point, V. One y Ray Vega por Boperation. El crítico de jazz contemporáneo, Jonathan Widraw, incluyó a Nestor Torres por Treasures Of The Heart.

 

Juan de Marcos González, el director de Afro Cuban All Stars y uno de los creadores del proyecto Buena Vista, aparte de buen músico, es un teórico de la música -tal como demuestra en la entrevista que anapapaya.com le realizara recientemente- y no duda de la calidad de sus productos, y así se lo declara a Ángel Fraile de la revista World Music Nž 24:

"Yo tengo una sección de brass que honestamente considero una de las mejores que hay en el mundo ahora mismo. Es sencillamente increíble. Una afinación perfecta. Son excelentes músicos y hay un recorrido de generaciones desde los 24 a los 53 años".

Al volver a escuchar los dos volúmenes de Afro Cuban:A toda Cuba le gusta y Distinto, diferenteno queda más remedio que darle toda la razón.

 
 

La revista Jazziz de enero del 2000 publica un trabajo del crítico Mark Holston titulado en español "El nuevo milenio" donde hace un análisis del aporte y proyección de artistas como Hilton Ruiz, Gato Barbieri, Alex Acuña, Lalo Schifrin y Chico O'Farril como actores del jazz, y la cada vez mayor presencia de excelentes instrumentistas como Paquito D'Rivera, Michel Camilo, Arturo Sandoval, Gonzalo Rubalcaba, que están influyendo sobre el jazz actual.
También reconoce que:

"la fusión de los ritmos afrocubanos con los conceptos de improvisación del bebop (...) ha solidificado su imagen como uno de los elementos claves sobre los que el jazz moderno se ha construido. Dentro de un siglo, nombres como Tito Puente, Chico O'Farril y Chucho Valdés, serán mencionados con la misma reverencia que se hace con King Olivers, Sidney Baulets y Louis Armstrong".

Más nombres desfilan por el artículo: David Sánchez, Danilo Pérez, Arturo O'Farril, Tony Martínez, Ray Vega, William Cepeda y Ray Barreto.

 
 

 

Ya lo había recordado Paquito D'Rivera en el video Como su ritmo no hay dosque Andy García le grabó con Cachao y sus Master Sessions. Mingus B. Formentor de La Vanguardia tiene la cita:

"En cierta ocasión andaban preguntándole al gran Jaco Pastorius por sus influencias musicales, y el temprana y estúpidamente malogrado bajista señaló: 'Muchos o pocos, según se mire. Pero hay una escencial e indudable: Cachao'.
Ahí quedó eso".

Y Cachao, para fortuna de todos, todavía tocando.

 

Fernando Trueba se está transformando en un motor del jazz latino. Además de la película Latino Jazz, que está terminando de producir, el Diccionario de Jazz Latino de Nat Chediak, editado por él y el programa de radio Manteca, que transmite en horario estelar Radio 3 de España, acaba de presentar un nuevo sello discográfico, Lola Records. En alianza con Universal han lanzado el sello con la edición del disco Spain del pianista Michel Camilo y el guitarrista flamenco Tomatito, que fue habitual compañero de tarima de Camarón. Para la presentación del disco en España estos dos músicos realizaron una gira que incluyó conciertos en ocho ciudades.

 

"(...) pero como Mario (Bauzá) y yo comentábamos, nosotros no tenemos nada que ver con lo latino: él no se explicaba de dónde sacaron el nombre de Latin Jazz porque nosotros somos hispanoamericanos, no somos latinos. Es como la salsa, tampoco sé de dónde salió (...) eso es la música típica cubana (...) no hay ritmo de salsa establecido, no existe, sino que es una cosa comercial para vender discos. A los americanos les dio por llamar latinos a la gente que habla la lengua hispana y se quedó así".

Rudy Calzado entrevistado por Reinaldo López de la revista World Music Nž 24.

Además anunció que acaba de viajar a La Habana, por primera vez en cuarenta años, para grabar un disco con Connector Music, la misma compañía que editó A Tribute to Mario Bauzá, su anterior disco.

 

 

El sello Blue Note, aparte de tener entre sus filas a importantes músicos afrocaribeños, acaba de lanzar una colección de cuatro álbumes llamada Roots of Afro-Cuban Jazz. El lema es el siguiente: "Por primera vez en CD, estos cuatro aclamados proyectos producidos entre finales de la década de los cincuenta y sesenta. El poder rítmico permite a estas sesiones mezclar jazz, R&B, música africana y latina en un único y contagioso sonido afrocubano". Los discos son Cándido: Thousand Finger Man; Sabu: palo congo;The African Beat de Art Blakey y Kenya de Machito. El rescate de lo mejor de las décadas pasadas continúa.

 

 

 

 

Los integrantes de la Vieja Trova Santiaguera, ante la pregunta de los periodistas de la revista Efe Eme (Nž 17) acerca de la afirmación que reza que la timba es la música moderna cubana y lo que ellos hacen es arqueología, contestaron:

Es un real mentiroso quien lo haya dicho. Que me explique cómo se escribe una timba, qué cosa es ese género, qué notas se utilizan, qué estructura, qué pentagrama, para que le digan timba. Eso es igual que el problema de la salsa, ésos no son géneros musicales, y la gente le pone el nombre para engañar al mundo. No hay tal género. Le dicen timba a una guaracha con sabor y le dicen salsa a una cosa que se toca igual que lo hace la Vieja Trova Santiaguera (...) Es un problema político. Para que no piensen en Cuba dicen salsa, timba, salsa erótica, bachata... y es la misma música nuestra con otro nombre. Ése es el problema real.

 

"La llamada 'explosión latina' lo veo como algo positivo. A consecuencia de esto, la industria y el sistema aprenderán a aceptar a la gente hispano parlante, desde California hasta Nueva York. Tenemos el derecho de que se nos trate con respeto de la misma manera que a un irlandés, un italiano o a cualquier otro. (...) Nos gustaría que las personas hispano parlantes, desde México a España, pasando por Miami, apareciesen en las películas haciendo papeles que no sean de chulos, traficantes, asesinos o prostitutas. (...) Desde el principio, he demostrado que se puede vender música africana, que es lo que yo toco. La gente se vuelve loca con el ritmo latino e hispano, pero en realidad, lo que tocan Ricky Martin y Jennifer López y lo que toco yo, es música africana.

Carlos Santana entrevistado por David Wild. Rolling Stone, edición española, Dic. 1999.

 
 

"El mejor concierto de mi vida" Así calificó Rubén Blades a su presentación con motivo de la entrega de la Zona del Canal a Panamá. Joaquim Ibarz de La Vanguardia (2-1-2000) la describe así:

"Fue el mejor concierto de su vida. Rubén Blades nunca había cantado con tanto sentimiento, con tamaña emoción, con total autenticidad. Las canciones que interpretó durante tres horas, junto al puente de las Américas -puerta de entrada del canal por el Pacífico- junto a la base militar de Albrock, fue un homenaje a los panameños y a sí mismo".
"(...) Decenas de miles de jóvenes no pararon de bailar las crónicas urbanas de Blades. (...) Vestido de negro con un estandarte con los colores panameños colgando del cuello, Blades desgranó canción tras canción hasta llegar a Pedro Navaja que interpretó cambiando parte de la letra y adaptándola con el fin de resaltar el fervor nacionalista que compartían todos los presentes".
(...) "'Es uno de los días más lindos de mi vida, le doy gracias a Dios por estar aquí', dijo emocionado y con ojos humedecidos Blades, que ayer se olvidó que es un cantante de fama internacional".

 

La revista Rhythm de febrero del 2000, publicó un reportaje sobre el fenómeno Buena Vista. Chiori Santiago recoge las declaraciones de Jimmy Maslon del sello Ahí-Namá, hablando de la trascendencia de esta ola cubana y latina:

"El problema es que hay mucha gente subiéndose al mismo avión. Hay también un montón de malos productos saliendo al mercado ahora. (...) Yo respeto absolutamente a Ry Cooder. El ha sido muy humilde, pero hizo que esta música fuera más popular en la comunidad anglosajona, al mismo tiempo que las radios latinas comerciales la dejaban a un lado. Espero que esto signifique una mayor atención sobre el resto de la gran música cubana".